Follow @Princessflock on Facebook & Instagram

¿qué son los huevos frescos?

¿qué son los huevos frescos?

Los huevos son una fuente nutritiva de proteína y se pueden consumir de muchas maneras diferentes. 


Sin embargo, no todos los huevos son iguales. Si has tenido la oportunidad de probar huevos frescos directamente del gallinero, sabrás que son diferentes a los que se encuentran en los supermercados. En este artículo hablaremos sobre los huevos frescos y sus beneficios.


En primer lugar, ¿qué son los huevos frescos? 


Los huevos frescos son aquellos que han sido recolectados recientemente de las gallinas. Estos huevos no han sido sometidos a procesos de refrigeración ni almacenados durante mucho tiempo. Por lo tanto, sus características organolépticas como el sabor, la textura y el color son diferentes a los huevos que encontramos en los supermercados.


Una de las ventajas de los huevos frescos es que son más sabrosos. Al no haber pasado por procesos de almacenamiento ni transporte prolongado, conservan mejor su sabor y textura. Además, los huevos frescos tienen una yema más intensa y una clara más firme.

Otra ventaja de los huevos frescos es que son más saludables. Contienen más nutrientes que los huevos comerciales que se venden en los supermercados, ya que estos últimos a menudo se someten a procesos de pasteurización que pueden reducir su valor nutricional. Los huevos frescos también son una fuente rica de vitaminas y minerales, como la vitamina B12, la vitamina D, el hierro y el zinc.


Si tienes la oportunidad de conseguir huevos frescos, es importante que los manipules correctamente. Deben ser almacenados en un lugar fresco y seco, y es mejor no lavarlos antes de usarlos, ya que esto puede eliminar su capa protectora natural. También es importante asegurarse de que los huevos no estén agrietados o rotos antes de consumirlos.


En resumen, los huevos frescos son una excelente opción para aquellos que quieren disfrutar de un alimento sabroso y nutritivo. Si tienes la oportunidad de probarlos, ¡no lo dudes! Tu paladar y tu cuerpo te lo agradecerán.